Fandom

Wikistoria

Historia y evolución del papel moneda

31páginas en
el wiki
Crear una página
Discusión0 Compartir

Por Jorge Queirolo Bravo, escritor, historiador, periodista y crítico literario

Marco Polo y el papel moneda

En el siglo XIII hubo un ciudadano veneciano que emprendió un largo viaje a China, empresa descomunal por esos días. Fue este hecho peculiar, el que catapultó a la fama a Marco Polo. Las anotaciones que se hicieron durante este viaje, contienen las primeras referencias que existen en Occidente acerca de la producción y uso del papel moneda, forma de pago incomprensible para las condiciones imperantes en Europa durante aquella época. Para los contemporáneos de Marco Polo, esta información parecía fantasiosa e indigna de credibilidad. Las aseveraciones del famoso explorador solamente pudieron ser verificadas años más tarde, con los billetes emitidos durante el siglo XIV por la dinastía Ming. Pero el papel moneda comenzó a circular mucho antes, ya que los primeros billetes de los que se tiene noticia aparecieron en el siglo VII d.C. Los chinos llamaron a los billetes “dinero volante”, debido al escaso peso de éstos y a la facilidad con que circulaban en un área relativamente grande. Hacia el siglo X ya tenían un sistema de circulación muy bien estructurado. Poco después que el papel moneda comenzara a existir, debutaron los inevitables falsificadores de este medio de pago. Hasta ahora se guardan archivos que describen la lucha que libraron las autoridades chinas contra este problema. Las penas aplicadas no eran poca cosa y el delito de falsificación se castigaba con la sentencia a muerte del implicado.

Aparición de los primeros billetes en Europa

Los primeros billetes que se hicieron en Europa son de origen mucho más reciente. Se debut se materializó en la península ibérica durante el asedio de los moros en 1483. Desde entonces y hasta la fecha actual, no ha sido posible encontrar una sola muestra que permita saber cómo eran físicamente. Unos trescientos años después del descubrimiento de Marco Polo, un banco sueco emitió, en 1661, los primeros billetes destinados a circular de forma regular en Europa. Éstos eran de confección rústica y manuscritos. Se sabe un poco más de la segunda emisión que se realizó en 1662-1664 y que se imprimió, en lugar de hacerla a mano. No pasaron muchos años, hasta que los otros países de la región siguieron el ejemplo de los suecos y empezaron a emitir papel moneda. Unas pocas décadas más tarde esta forma de pago se extendió por todo el continente.

Cómo y porqué este medio de pago llegó a América

Muchos piensan, erróneamente, que el papel moneda tardó bastantes años en llegar al continente americano, mas esto no fue exactamente así. Se lo introdujo en América del Norte en el siglo XVII, casi en la misma época que en Europa. El factor que causó esto, fue el suministro insuficiente de monedas en el territorio correspondiente a Canadá, que estaba bajo la administración colonial de los franceses. La escasez de monedas ya era crónica y las autoridades decidieron resolver el problema, efectuándolo mediante la puesta en circulación en 1685 de dinero sin valor intrínseco. La intención original era retirarlo tan pronto se normalizaran los envíos de monedas, lo que al final no aconteció. En 1690 sucedió un problema muy similar en Massachussets. Faltaba dinero en metálico para pagarle a los soldados que regresaban desde Canadá. Este inconveniente pronto llevó a la producción de documentos coloniales de crédito, con un valor facial que les confería cierto poder adquisitivo. Poco tiempo después, las demás colonias hicieron emisiones similares. Por entonces existía la creencia de que el incremento en la masa de dinero circulante y disponible traería prosperidad. La consecuencia fue la creación e impresión de grandes cantidades de nuevos billetes. Todos los intentos del gobierno británico para detener esta tendencia inflacionaria fueron vanos y fracasaron estrepitosamente en el comienzo del siglo XVII. El papel moneda norteamericano perdió su valor de forma acelerada, notoria e ineludible.

La liberalidad mostrada por las autoridades estadounidenses, permitió que un número indeterminado de bancos privados de dudosa solvencia se dediquen a emitir papel moneda en cantidades descontroladas. Hubo muy pocas excepciones, siendo una de ellas la política que adoptó el estado de Nueva Inglaterra, factor que dio lugar al surgimiento de un sistema bancario de probada solidez dentro de sus límites. La guerra civil en los Estados Unidos se convirtió en otro problema monetario, especialmente en los estados pertenecientes a la Confederación, los que emitieron grandes cantidades de billetes que rápida y forzosamente perdieron su valor adquisitivo. En la mayor parte de los países de Occidente se desarrolló un sistema centralizado de emisión de billetes a partir de la segunda mitad del siglo XIX, o en las primeras décadas del siglo XX. Los bancos centrales de cada nación desplazaron paulatinamente a los privados en esta delicada misión. Hoy en día, la existencia futura del billete como medio físico de pago está seriamente cuestionada. La aparición y evolución de nuevas formas de pago como las tarjetas de crédito, el cheque electrónico, las tarjetas de débito, el comercio y pago de cuentas por internet, etcétera, nos permiten prescindir con una frecuencia creciente del dinero en efectivo. Es el efecto que genera el llamado dinero virtual.

El caso chileno

Los primeros billetes que se emitieron en Chile fueron conocidos con el nombre de “papelotes” y salieron a circular hacia el final del gobierno de Bernardo O`Higgins. No se conservan ejemplares que permitan saber cómo eran, pero su existencia sí está debidamente documentada. Hubo emisiones ilegales de dinero en Vallenar alrededor de 1837, las que fueron desautorizadas por el gobierno en 1839. Después vino una serie hecha en Valdivia entre 1840-1844 y de la que se conocen dos denominaciones: de 4 y 8 Reales. Posteriormente, y con la Guerra del Pacífico, salen a la circulación una serie de emisiones colectivas en 1879. Éstas estuvieron respaldadas por varias casas comerciales de importancia en Valparaíso y Santiago. Su razón de existir fue la notoria escasez de circulante que afectó a Chile durante el enfrentamiento bélico con Bolivia y Perú. Las denominaciones fueron de 10 y 50 centavos, así como de 1 Peso. Los bancos particulares se dedicaron a la emisión de papel moneda a partir de 1865. Esta situación duró hasta 1881, año en que el estado asumió esa tarea, quitándole dicha facultad a la banca privada. En algunos casos se reselló, durante 1898, billetes provenientes de bancos particulares, a los que se agregó la leyenda “Emisión Fiscal, Lei 1054 del 31 de julio de 1898” en el reverso. En 1891 estalló una cruenta guerra civil que finalmente depuso al presidente Balmaceda, quien terminaría suicidándose al verse derrotado. Esta contienda se constituyó en motivo para que en el norte se pusieran en circulación billetes emitidos por los ferrocarriles salitreros y por la Municipalidad de Iquique. El Banco Central de Chile comienza a funcionar como instituto emisor a partir de 1925, tras la visita de la misión Kemmerer, que fue la base de importantes reformas monetarias. En 1960 se adoptó una nueva moneda, el Escudo, que circuló hasta 1975. Desde entonces y hasta la fecha existe el Peso que todos conocemos.

© Jorge Queirolo Bravo

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en Fandom

Wiki al azar