FANDOM


El caso alemán, es considerablemente diferente a Italia, ya que a pesar de no formar una nación, las bases de su identidad socio-cultural habían quedado fijadas por el romanticismo, gracias a filósofos como Hegel y músicos como Wagner que forjaron la identidad germana y un sentimiento de pertenencia.

PersonalidadesEditar

Los grandes personajes que impulsaron la unificación fueron el rey de Prusia, Guillermo I, que hizo de su nación la primera potencia militar de Europa, su célebre canciller , Otto Von Bismarck, apodado el canciller de Hierro por su carácter sumamente autoritario, duro y enérgico; y el jefe de Estado Mayor del ejército prusiano, general Moltke. Prusia se erigió como la artífice de la unificación de Alemania gracias a su prestigió militar, en detrimento de Austria que aspiraba a lo mismo

Fases Editar

1º Fase Editar

La primera fase fue la guerra contra Dinamarca, ya que en alianza con Austria, Prusia hizo la guerra a Dinamarca y le arrebato los ducados de Schleswig y Holstein, territorios que luego quedaron bajo el dominio mancomunado de Austria y Prusia. Después de esto, siguió la guerra con Austria, ya que tras conseguir la neutralidad de Napoleón III y en alianza con Víctor Manuel II (vemos aquí una retroalimentación entre ambas revoluciones). El poderoso ejército prusiano, en pocas semanas, se impuso sobre los austriacos a quienes derroto en la batalla de Sadowa (1866), firmándose a continuación, la Paz de Praga, por la que Prusia, ensanchaba considerablemente sus territorios con la incorporación de los ducados de Schleswig, Holstein, el reino de Hannover y otras regiones más; Austria, a su vez, renunciaba definitivamente a formar parte de Alemania. A cambió de su ayuda, Víctor Manuel II recibió Venecia.

Prusia como potencia Editar

Una vez terminado este proceso, Prusia, convertida en gran potencia, y bajo la hábil dirección de Guillermo I y de su canciller Otto Von Bismarck, busco la oportunidad de enfrentarse a Francia, con el propósito de arrebatarle las provincias de Alsacia y Lorena. El pretexto para la guerra surgió cuando el príncipe Leopoldo de Hohenzollern, primo del rey de Prusia, aspiro la corona de España, vacante por el destronamiento de Isabel II, a lo que Francia se opuso, por no verse entre dos naciones dominadas por la nobleza prusiana. Poco después, Napoleón III declaro la guerra a Prusia, aduciendo que Guillermo I había desairado al embajador francés al negarse a recibirlo en su palacio. Pero Guillermo I, anticipándose a los sucesos, había movilizado un poderoso ejército de 500,000 soldados, que al mando del general Moltke, consiguió una aplastante victoria sobre los franceses en las batallas de Freschwilier, Rezonville y en la de Saint Priva.

Guerra franco - prusiana Editar

El encuentro definitivo se realizó en Sedan (2 de setiembre de 1870), donde las tropas francesas resultaron completamente derrotadas, siendo tomado prisionero el propio Napoleón III. Al saberse la Capitulación de Sedan, estallo una revolución en París que proclamo la abolición de la monarquía y el restablecimiento de la República. (III República), bajo la presidencia de León Gambetta. El nuevo gobierno provisional, que reemplazo a la monarquía, decidió proseguir la guerra; pero el ejército prusiano en su arrollador avance ocupo París. Entonces, Francia, se rindió ante Prusia. Por el Tratado de Frankfort (mayo de 1871) se estipulaba:

  • Se comprometían a pagar una indemnización de guerra equivalente a cinco mil millones de francos.
  • Con la incorporación de Alsacia y Lorena, Prusia, denominada en adelante Alemania, culmino, así, la empresa de la Unificación germana o Alemana.